Beneficios de la Etiqueta sostenible

Para vender más!

La sostenibilidad es rentable. No solo las grandes empresas se están esforzando en instaurar valores sostenibles, sino que también lo están haciendo las pymes, con una preocupación mayor por fomentar condiciones de vida y trabajo basados en las mejoras sociales y medioambientales.

Ser sostenible no es una obligación, es un plan de negocio inteligente y los que se nieguen a este cambio, eventualmente van a desaparecer. Desde el punto de vista económico, comprar productos sostenibles es un movimiento global que va a pasar a ser la norma del consumo.

Es por esto que, dedicar tiempo y esfuerzo en desarrollar una cultura basada en la sostenibilidad te pondrá fácilmente por delante de la competencia para tus potenciales clientes. A medida que lo hagas mejoras tu posicionamiento, obteniendo mayores beneficios. Adoptar la sostenibilidad y mejorar la calidad de tus productos te ayudará a aumentar la rentabilidad de la organización.

Para tu equipo interno

Una empresa sostenible hará negocios de manera distinta porque comprenderá el valor de sus relaciones y de los recursos y servicios que le proporciona su entorno. Ser sostenible ayuda a mejor planeación, mayor calidad del trabajo, mejor desempeño general de la organización y cumplimiento de los objetivos estratégicos y reducción de riesgos.

El capital humano de tu organización es el recurso más importante y formar parte de una empresa que ha elegido un camino sostenible será fuente de gran satisfacción para muchos, ayudará a tener un buen nivel de motivación, productividad, integración. Contará con un grupo de empleados comprometido y dispuesto a dar lo mejor de sí para ayudar a la empresa.

Para un mejor futuro

La sostenibilidad no solo es importante por ser rentable; hoy lo es claramente por la vía de la reducción de costos y empieza a verse reflejado en la cuenta de resultados de la organización. Podemos anticipar que la preocupación por la sostenibilidad en las empresas evolucionará de buscar ahorros a prevención de riesgos pero más importante aún, hacia el cuidado del planeta y de la sociedad porque lo exigirán.

Solo tenemos un planeta y el evidente cambio climático no permite que la población sea indiferente a la contaminación y los efectos negativos de la producción de bienes y servicios, lo que ya viene moldeando los patrones de consumo. Es importante adoptar un papel activo en relación a la creación de estrategias que reduzcan el impacto negativo a nuestro entorno.

En este contexto, la sostenibilidad es un concepto que implica mejorar paso a paso a través de nuestros productos, procesos y cultura. Seamos cada vez más conscientes con el entorno social y ambiental, sin dejar de lado nuestro enfoque productivo, y arranquemos juntos este apasionante y necesario camino.